Clínica dental suarez solís. El mal aliento puede estar causado por multitud de motivos

MAL ALIENTO: CÓMO PREVENIRLO

MAL ALIENTO: CÓMO PREVENIRLO https://www.suarezsolis.com/wp-content/uploads/2021/07/Clínica-dental-suarez-solís.-El-mal-aliento-puede-estar-causado-por-multitud-de-motivos.jpg 768 512 Clínica Suárez Solís Clínica Suárez Solís https://www.suarezsolis.com/wp-content/uploads/2021/07/Clínica-dental-suarez-solís.-El-mal-aliento-puede-estar-causado-por-multitud-de-motivos.jpg

Cómo prevenir el mal aliento. Suarez Solís, Clínica Dental en Avilés

El aliento es simplemente el aire que exhalamos de nuestra boca cuando respiramos. Muchas veces, el aliento tiene un olor desagradable que puede resultar muy molesto para la persona que padece halitosis. El mal aliento puede aparecer de forma temporal, y otras veces quedarse de manera permanente.
La clave para evitar la halitosis pasa por determinar la causa que se esconde detrás, y en el siguiente artículo os explicaremos cómo hacerlo.

¿Qué es la halitosis?

Para realizar el tratamiento adecuado, es importante entender esta patología y conocer sus causas.

El mal aliento, conocido como halitosis, es el mal olor que emana de la boca. Existen diferentes causas que provocan su aparición. Los más destacados son una pobre higiene bucal y las infecciones bucodentales.

Aunque la mayoría de los casos este problema está originado en la boca, pueden existir afecciones de otro tipo, como enfermedades sistemáticas o problemas en el aparato digestivo.

Causas de la halitosis

  • Mala higiene dental. Tras cada comida, se acumulan bacterias en la cavidad bucal. En caso de no realizarse una limpieza exhaustiva de limpieza dental, los restos de comida generarán un mal olor de la boca. Además, las bacterias alojadas en la cavidad oral comenzarán a provocar daños en los tejidos dentales.
  • Patología periodontal. La periodontitis y gingivitis son enfermedades infecciosas de las encías, que provocan pérdida de piezas dentales y mal olor de boca.
  • Flemón dental. Los flemones o abscesos dentales son acumulaciones de pus que se ubican en distintas partes de la boca. Los flemones suelen formarse con caries que no se han tratado o afecciones periodontales.
  • Caries en los dientes. Como cualquier proceso infeccioso de la boca, las caries también son culpables del mal aliento.
  • Ortodoncia. El mal aliento en pacientes tratados con ortodoncia es producido por una pobre higiene bucal. En el caso de los aparatos, es importante cerciorarse que no quedan restos de comida entre sus elementos para evitar la aparición de halitosis.
  • Prótesis dentales removibles. Las prótesis removibles también requieren de una limpieza adecuada y una higienización de los elementos durante la noche. De esta manera se evita la aparición de la halitosis.
  • Xerostomía. Esta patología que produce el efecto de la boca seca también está detrás del mal aliento. Esto es debido a que en estas condiciones bucales, la proliferación de bacterias se acentúa, siendo las causantes de la halitosis.
  • Alimentación. La ingesta de ciertos alimentos tales como el café, ajo, vino o cebolla, son el origen del mal aliento en boca, aunque estos efectos son inocuos y temporales.

Consejos para quitar el mal aliento

Existen ciertos hábitos que nos ayudarán a combatir el mal aliento cuyo origen sea la cavidad oral. De todos modos, en caso de tener sospechas de que este síntoma es debido a una patología dental, es importante visitar a tu odontólogo de confianza para que realice una revisión a la dentadura y se puedan descartar posibles complicaciones.

  • Lavado de dientes después de cada comida. Al terminar cada comida, es recomendable realizar un enjuague bucal con agua y esperar 30 minutos antes de cepillarse los dientes.
  • Uso de accesorios de higiene dental. La utilización de herramientas como cepillos interproximales, seda dental o el irrigador bucal, facilitarán la eliminación de bacterias en zonas donde un cepillado normal no puede acceder.
  • Colutorio dental. Este producto es clave para proteger tu dentadura y conseguir un aliento fresco y duradero. Es uno de los elementos más recomendados para quitar el mal aliento.
  • Visita periódica al dentista. Acudir a la clínica dental regularmente, facilita al dentista detectar cualquier anomalía en tu dentadura. De esta manera evitaremos males mayores que pueden poner en riesgo tu salud bucodental.
  • Limpieza profesional. Es muy recomendable acudir anualmente al dentista para realizar una limpieza dental profesional. Es la mejor manera de eliminar el sarro y las placas de bacterias que se alojan en la cavidad oral.

 

 

    Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Vale la pena señalar que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que podemos ofrecer. Saber más

    Click to enable/disable Google Analytics tracking code.
    Click to enable/disable Google Fonts.
    Click to enable/disable Google Maps.
    Click to enable/disable video embeds.
    Este sitio web utiliza cookies propias y/o de terceros para mejorar nuestros servicios. Puede consultar mas información en preferencias.